Indios con madreñes






¿Cómo no recordar en nuestra más tierna infancia a nuestra querida tía, vecina, prima, conocida o lo que fuese con sus babeantes morros? ¿Cómo olvidar entre la fugitiva saliva de la interfecta aquellos estiletes de bigote mal arrancado? ¿Por qué siempre decían la coletilla final? “¿Qué vas a ser de mayor? Hay que estudiar mucho para hacerte mayor y ser una persona de provecho “. Pues no señora, para hacerse mayor sólo hay que crecer. Para ser una persona lo mínimo es respetar a cualquier forma de vida, entre ellas a los cachorros de la especie que sean y no se abre la veda con la disculpa de que seamos parientes. Y esto lo pienso de toda la gente que va por ahí lanzando besos como amenazas. Ni os cuento lo que pienso de los que van pegando tiros, y me da igual a quién.

2 comentarios: