¡Feliz Navidad!


«Una vez al año, ¡tam!

se vuelve el mundo al revés

y da vueltas, vueltas, y

lo que ves no es lo que es.

Ves el suelo, es – vélo – el Cielo;

ves abetos, son manzanos;

ves a un niño, es todo un Dios;

y ves a Dios y es tu hermano.

Y así, de pronto, tam, tam,

la noche se hace mañana:

se vuelca el mundo, voltea

lo mismo que una campana.»


Enrique García Máiquez



Quijoterías (8) Encantamientos


    —Yo no sé, señor don Quijote, cómo vuestra merced en tan poco espacio de tiempo como ha que está allá bajo haya visto tantas cosas y hablado y respondido tanto.
    —¿Cuánto ha que bajé? —preguntó don Quijote.
    —Poco más de una hora —respondió Sancho.
    —Eso no puede ser —replicó don Quijote—, porque allá me anocheció y amaneció, y tornó a anochecer y amanecer tres veces, de modo que a mi cuenta tres días he estado en aquellas partes remotas y escondidas a la vista nuestra.
    —Verdad debe de decir mi señor —dijo Sancho—, que como todas las cosas que le han sucedido son por encantamento, quizá lo que a nosotros nos parece un hora debe de parecer allá tres días con sus noches.
    —Así será —respondió don Quijote.

(Don Quijote, II, XXIII)

    La bajada de Don Quijote a la cueva de Montesinos le proporciona no sólo la visión de sucesos maravillosos, sino un cambio de conducta en lo sucesivo más acorde con la realidad. Paradoja paradigmática del fenómeno literario, del efecto mágico y transformador en el escritor y en el lector.
    Bajar a la cueva de Montesinos es sinónimo de soñar despierto, de imaginar, de vivir en definitiva la segunda vida que nos ofrecen los libros, en especial los de índole literaria. Cada vez que nos sumergimos en la lectura, en la soledad de nuestro cuarto, o en el silencio (si se consigue y no irrumpe el altavoz televisivo) del salón, repantigados en el sofá, o en cualquier otra coyuntura (banco del parque, o asiento del autobús, o sala de espera, o...), estamos bajando a la cueva de Montesinos, adentrándonos en otro espacio y en otro tiempo cuyas coordenadas están por descubrir a cada página que avanzamos. Aventura sin límites, extraordinaria, fantástica, emocionante, suprema, precisamente porque se corre sin riesgo, sin fatiga (tan sólo de la vista, si pasas largas horas enganchado al texto), pero experimentada como auténtica y única.
    Ahora que iniciamos un periodo de asueto navideño es el momento propicio para apuntarse a esta aventura, para disfrutar sin tasa del verbo imaginario, de esa novela que nos hará sentir, anhelar, padecer (divina catarsis), reír, sufrir (ah, el dulce lamento), regocijarnos, amar (ejercitar y poner a punto tan imprescindible sentimiento), aprender, recordar, añorar, anticipar, cambiar (uno no es el mismo antes y después de una lectura), madurar, progresar, decidir... O de ese poema que nos cae como del cielo, como una joya, como un precioso regalo que nos conmueve y nos llega más profundo que cualquier regalo empaquetado y envuelto en lacitos.
    Ahora es la hora de iniciar una nueva vida, o al menos de prepararnos para ella. Vale ya de falsas promesas, de intentos que nunca se logran, de buenos propósitos que se quedan en eso, de excusas complacientes y de lenitivos autoengaños. No hay más prórrogas para lo que te está pidiendo el cuerpo y el alma y que se alimenta necesariamente de palabras, del imaginario verbal, sustento básico del pensamiento y propiciatorio del acto.
    Que la luz que se abre con el solsticio hiemal sea el símbolo de la luz que abra e ilumine tu corazón y tu mente.
                                Felices vacaciones.


                        Paco Ayala Florenciano



Notre-Dame de París




Fue edificada en la antigua Basílica de Saint-Erienne convertida en catedral de Paris en el siglo X. En el año 1160 fue convertida en “parroquia de los reyes de Francia”, por aquella época se considera indigna de ser la catedral de Paris y se ordena su destrucción.
Ante la importante expansión demográfica y económica que sufre la ciudad, y en un ambiente de paz, de prosperidad se ordena su construcción, el obispo Maurice de Sully, coloca la primera piedra de la nueva catedral de Paris en el año 1163. El proyecto inicial ya contemplaba la construcción de dos torres, la construcción de la fachada principal no comienza hasta el año 1200 antes de dar por concluidos los trabajos en la nave. Durante estos años se suceden varios arquitectos en la obra de la cual dan testimonio la fachada y las torres. Al cuarto arquitecto se debe la construcción del nivel del rosetón entre los años 1210 a 1220, rodeado por dos ajímeces (ventana arqueada, dividida en el centro por una columna: la columna que parte el ajimez se llama parteluz), además de la construcción de las grandes salas de estas torres. En los años 1220 a 1230 su sucesor añadió la galería de la columnitas que se extiende desde una torre hasta la otra. Las torres se terminan hacia el año 1245.
Desde la consagración de la capilla mayor, en 1182, fue el sitio de grandes acontecimientos religiosos y políticos dada la importancia que tenía París en el reino: los primeros Te Deum cantados en acción de gracias con motivo de las victorias de Felipe Augusto, el recibir la Corona de espinas traída por San Luis, la apertura de los primeros Estados generales por Felipe IV el Hermoso. Desde entonces, la historia de la catedral está vinculada a la de Francia. En los siglos XVII y XVIII, Notre-Dame fue teatro de los actos solemnes de la grandeza de la realeza: victorias, exequias, etc...Pero ya se había extinguido la inspiración gótica y no dudaron en reemplazar las grandes vidrieras de color por otras blancas más luminosa.
Para cumplir con el voto de Luis XIII, Luis XIV sustituyó el coro gótico por otro barroco. Durante la revolución fue celebrada por un Te Deum todavía la toma de la Bastilla, pero pronto los revolucionarios decapitaron, y después derrumbaron las grandes estatuas de las portadas y de la galería de Reyes antes de transformar la ex iglesia en templo de la diosa Razón.
Así pues, cuando fue devuelta al culto bajo el Consulado, era un edificio muy deteriorado, que tuvieron que ocultar bajo oros y tapices para el acto de coronación de Napoleón I, el 2 de diciembre de 1804.
Hubo que esperar a que volviera la prosperidad y a que el movimiento romántico rehabilitase una Edad Media sin duda mítica, para que emprendiesen la restauración de la catedral por los arquitectos Jean-Baptiste Lassus y Eugène Viollet-le-Duc a partir de 1845 rehabilitaron totalmente el decorado esculpido. La terminación de las obras coincidió con la reestructuración de la isla de la Cité por el barón Haussmann, quien suprimió todo el barrio antiguo, aislando Notre-Dame detrás de un atrio inmenso.
En el siglo XX, sigue gozando Notre-Dame de un gran prestigio. Contribuyen los ministerios sucesivos a las obras imprescindibles para su conservación. Como catedral de Francia fue el lugar donde se celebró la victoria, al fin de las dos grandes guerras mundiales. En la actualidad, allí es donde se celebran los funerales en honor de los jefes del Estado.
Notre-Dame es pues en la actualidad a la vez el lugar de recogimiento y de oración, como quisieron que fuese sus primeros constructores, y el de los grandes acontecimientos de carácter religioso y nacional para la comunidad francesa.
La entrada a la Catedral de Notre Dame es gratuita pero si deseas subir a la torre tendras que pagar 7€.Los menores de 18 años y los poseedores del pase de museos de París, entran gratis.
La catedral permanece abierta todos los dias desde las 7:45 am hasta las 6:45 pm.

Los horarios de las torres varían dependiendo de la época del año. De enero a marzo abren de 10:00 am a 5:30 pm. De abril a junio de 9:30 am a 7:30 pm. De julio a agosto el mismo horario de abril a junio pero en sábados y domingos cierran hasta las 11:00 pm. Durante septiembre abren de 9:30 am a 7:30 pm y de octubre a diciembre de 10:00 am a 5:30 pm.
 
Ten en cuenta que puedes encontrarte con largas filas dependiendo de la temporada y de la hora en que visites Notre Dame. Los visitantes entran en grupos de veinte personas cada diez minutos. Es mejor llegar muy temprano o casi al final del día.

Las Criptas tienen un horario de 10:00 am a 6:00 pm, de martes a domingo.

Trabajo realizado por Seila González 4º A






Llega la luz


Despedida del trimestre y del año en la B01: performance ayaliana en horario ininterrumpido de 10 a 13 horas. El martes 22 participarán alumnos de 1º ESO. ¡No te la pierdas!


Paseando por París


Una visita a la Sainte Chapelle


La Sainte Chapelle, o Santa Capilla en español, es quizás la más famosa estructura gótica de todo el mundo. Y es que con su sorprendente decoración e inmensos vitrales no era para menos.

La construcción fue iniciada por órdenes de San Luis IX de Francia en 1248 y fue edificada en tan solo 7 años, siendo terminandos los últimos detalles en 1245, algo que difícilmente se podría lograr en nuestros días.

Algunas reliquias como la corona de espinas de Jesús y un pedazo de la cruz donde murió eran guardadas en la Santa Capilla. La corona estuvo en manos de Luis IX desde 1239, esta venía de Venecia y fue vendida al rey por unas 135,000 libras, toda una fortuna, tomando en cuenta que la Sainte Chapelle requirió de unas 40,000 libras para su construcción. Hoy en día las reliquias no están en la Santa Capilla, pues fueron retiradas durante la Revolución Francesa.

En total en la Sainte Chapelle hay unos 600 metros cuadrados de vitrales, de los cuales dos terceras partes son originales de la época de su construcción. Durante la Revolución Francesa, la Sainte Chapelle fue convertida en una oficina administrativa. Los vitrales perdieron su visibilidad y la capilla su luz cuando archiveros fueron colocados junto a las grandes obras en vidrio. Sin embargo, esto sirvió para evitar que el vandalismo destruyera por completo las maravillas de la Santa Capilla. Una buena parte de los vitrales y estatuas del lugar fueron destruidos, pero afortunadamente la mayoría resistieron los embates del tiempo.

La Sainte Chapelle está dividida en 2 secciones: la Capilla Inferior (Chapelle Basse) y la Capilla Superior (Chapelle Haute). En esta última es donde los grandes vitrales se encuentran. La Capilla Inferior era para el uso de los cortesanos mientras que la Capilla Superior era para uso exclusivo de la realeza.

En el Siglo XIX la Sainte Chapelle fue restaurada por Eugène Viollet-le-Duc, un arquitecto francés famoso por sus restauraciones de edificios medievales y desde 1862 la Sainte Chapelle es considerado un monumento histórico nacional de Francia. La capilla tiene dos niveles. El nivel inferior está dedicado a la Virgen y fué construido para soportar al nivel superior. El nivel inferior era también la entrada para la gente común y para el servicio de palacio. En el nivel superior es donde se pueden apreciar las vidrieras de colores, que son en su mayoría las originales. También en el nivel superior es donde se encuentran las estatuas de los 12 apóstoles y donde se guardan las reliquias.

Horario:

Sainte-Chapelle abre a diario. Desde Marzo a Octubre el horario es de 9:30 a 18. De Noviembre a Febrero es de 9:00 a 17:00. Los días 1 de Enero, 1 de Mayo y 25 de Diciembre se encuentra cerrada.





Precio:

Adultos 6,5 euros.
Precio reducido (de 18 a 25 años) 4,5 euros.
Precio de grupo (al menos 20 personas) 5,3 euros. 
La entrada es gratuita para los menores de 17 años.

La capilla de Sainte-Chapelle ofrece visitas guiadas de 1 hora y cuarto en inglés, francés y español.

Trabajo hecho por Pablo González García 4º A


 

Una visita al Barrio Latino


El Barrio Latino de París, situado a escasos metros de Notre Dame, cruzando el Sena, es uno de los lugares más animados sobre todo en la tarde-noche parisina. Lo forman una serie de pequeñas calles y callejuelas donde no hay más que bares y restaurantes de todos los lugares del mundo y para todos los bolsillos, pudiendo tener en pocos metros distintos restaurantes griegos, italianos, chinos o japoneses, y pubs irlandeses junto a típicos pubs al más típico estilo fashion parisino. Sin la menor duda, el Barrio latino es uno de los pocos lugares donde se puede comer barato en París, aunque hay que decir que la calidad casi siempre es acorde con el precio, así que si lo que queremos es probar las exquisiteces de la comida francesa mejor es probar en otro sitio, ya que en el Barrio Latino la mayoría de restaurantes ofrece comida sin más para que el turista se quite el hambre, y aunque la mayoría ofrecen una calidad aceptable hay otros restaurantes donde aspectos básicos como la atención al cliente e incluso la higiene simplemente no están presentes; por fortuna estos son los menos, así que no hay que asustarse, pero si se puede conviene echar un vistazo a los platos de los clientes antes de sentarse, y no mirar solo la carta y los precios. 
  El Barrio Latino es un lugar donde es muy agradable pasear, y donde el no conocer la lengua francesa no suele ser un gran inconveniente, ya que está atestado de turistas que, caso de que en el restaurante en cuestión no nos entiendan, nos pueden siempre echar una mano (en los lugares turísticos como es lógico aunque no sepan español la carta sí suele estar en español, así que nos podemos comunicar con el camarero en un perfecto "francés por gestos", que todos dominamos).

    Visita imprescindible que se puede hacer aprovechando una jornada con visita a Notre Dame, que podría estar asimismo precedida de un paseo por Bouburg (barrio donde se encuentra el moderno Centro de Arte Pompidou), muy cercano así mismo al espectacular Ayuntamiento de París (no hay más que seguir los carteles de "Hôtel de Ville" para encontrarlo) y a la explanada de Châtelet.   
 


Trabajo hecho por Laura Figueroa Posada 4ºA

Páxina

Mañana, miércoles 16, encontraréis en la Biblioteca el próximo número de Páxina, con una hermosa lluvia de palabras para guarecernos de la que está cayendo. Lo que sigue es sólo un adelanto. No te quedes sin tu ejemplar.


Con la que está cayendo
 


    Nos caen sapos. Pedacitos de nubes que solían ser blancas pero ahora lucen negras. Nos cae la porquería de aquellos que actuaron antes que nosotros, destruyendo todo a su paso. Animales arrogantes, somos los seres humanos. Nuestro mundo es el que se está cayendo, ¿y qué hacemos?
    Aquellos que somos el futuro de nuestro planeta nos miramos atontados cada vez que algún sabio nos recuerda que es nuestro deber ponernos las pilas y hacer algo productivo con nuestra existencia. Pero aún nada. Porque si somos honestos, ¿quién recicla como de verdad hay que reciclar?, ¿quién decide usar la bici o ir andando antes que tomar el auto?, ¿quién prefiere guardarse un plástico en el bolsillo antes que tirarlo a la calle?, ¿quién de verdad conoce las consecuencias de pequeños actos como arrojar un chicle a la acera o no separar bien nuestra basura?
    Siempre vamos a encontrar excusas que nos convenzan de que no tenemos tiempo o de que habrá otra persona que lo haga por nosotros.
    Pero basta. La única excusa razonable y que debemos aceptar todos  es que vamos contra reloj y es responsabilidad nuestra cambiar este mundo.  Una voz tal vez no se escuche. Pero cientos sí. Digamos no a un mundo capitalista, inmerso en el consumismo. Digamos no a la cantidad de contaminación que desprendemos. Digamos no a una cultura que promueve descuidar nuestro entorno. Porque se puede.

Norah María Walsh. 1ºBHCS

Quijoterías (7) Desconcierto


—Si todos los que bien se quieren se hubiesen de casar —dijo don Quijote—, quitaríase la eleción y juridición a los padres de casar sus hijos con quien y cuando deben, y si a la voluntad de las hijas quedase escoger los maridos, tal habría que escogiese al criado de su padre, y tal al que vio pasar por la calle, a su parecer, bizarro y entonado, aunque fuese un desbaratado espadachín: que el amor y la afición con facilidad ciegan los ojos del entendimiento, tan necesarios para escoger estado, y el del matrimonio está muy a peligro de errarse, y es menester gran tiento y particular favor del cielo para acertarle. Quiere hacer uno un viaje largo, y si es prudente, antes de ponerse en camino busca alguna compañía segura y apacible con quien acompañarse; pues ¿por qué no hará lo mesmo el que ha de caminar toda la vida, hasta el paradero de la muerte, y más si la compañía le ha de acompañar en la cama, en la mesa y en todas partes, como es la de la mujer con su marido? La de la propia mujer no es mercaduría que una vez comprada se vuelve o se trueca o cambia, porque es accidente inseparable, que dura lo que dura la vida: es un lazo que, si una vez le echáis al cuello, se vuelve en el nudo gordiano, que, si no le corta la guadaña de la muerte, no hay desatarle.
                                        (Don Quijote, II, XIX)




    No sin cierto desconcierto y sentida congoja observo cómo a mi alrededor el que yo creía firme basamento del matrimonio se va desmoronando a pasos agigantados: separaciones, divorcios y rupturas son moneda corriente en los tiempos que corren y cada vez más cerca y en los más allegados. El signo de los tiempos, el sino de una historia de raigambre judeocristiana que hemos venido arrastrando milenios y que ahora está haciendo aguas y hay al fin que arrostrar con valentía, templanza e inteligencia. Vivir para ver.
    El lazo matrimonial ya no es sempiterno -como quiere Don Quijote-, ni siquiera a medio o largo plazo. El único compromiso contractual vigente es el  del amor, o quizás mejor el del enamoramiento, el de la duración inestable e inconstante del sentimiento amatorio hacia la misma persona. Factor inseguro donde los haya y sujeto como nunca a las veleidades de la fortuna, o del entorno laboral, o de la red de relaciones cada vez más promiscua,  reticulada y extensa. No hay por qué resistir, aguantar ni sufrir el “nudo gordiano” del desposorio. Si no se lleva con felicidad, o al menos con holgura, nadie está obligado a soportarlo -más allá de lo que aconseje la prudencia- como una condena. Libertad, divino tesoro -permítaseme la paráfrasis rubeniana-, has llegado para quedarte y bienvenida seas por siempre.
    El problema surge, como siempre, de las honduras del inconsciente, de la desazón incontrolable pero inapelable del sentirse solo y desvalido in hac lacrymarum valle. Uno sólo ve la puerta que se cierra, no la que se abre. O, como dice de otra manera Rabindranaz Tagore: Si de noche lloras por el sol, no verás las estrellas. Lo cual, aunque archisabido y archileído, no exime de dolor, del necesario proceso del duelo.
    Morir para renacer. Navidad, solsticio invernal -mejor aún-, la luz de la dicha que va ganado terreno a la noche oscura del alma. No esperar nada, porque el que espera se desespera. No esperar nada, porque mientras esperas no disfrutas del único presente vivo y real en el que estás gozosamente -sí, gozosamente, a pesar del sañudo victimismo que nos atenaza- fluyendo.
    Y beber hasta embriagarse del cáliz del amor terrestre y cotidiano de tu prójimo más cercano y carnal y vulgar e inadvertido. Tan cerca y tan lejos.
    Danos hoy el pan de cada día. Amén.


                                    Paco Ayala Florenciano

PARÍS

ISLA DE CITÉ - PARÍS

La Isla de la Cité se encuentra en medio del río Sena en el corazón de la ciudad de París.

Tres edificaciones de la época medieval permanecen aún sobre la isla de la Cité :

La Catedral Notre Dame de París.

La Sainte Chapelle (1245).

La prisión de la Conciergerie.

Se encuentran también ahí:

El Puente Nuevo, inaugurado en el siglo XVII.

La prefectura de policía de París.

El Palacio de justicia de París.

El Hôtel Dieu, hospital más antiguo de la ciudad.

El Tribunal de comercio de París.

La isla de la Cité posee diversos puntos de interés: las plazas del Vert-Galant (ubicada en la punta oeste), Juan XXIII (en torno a Notre-Dame) y Dauphine (detrás del Palacio de justicia), y el mercado de flores de la ciudad

Trabajo realizado por Alba Llosa García 4ºA


HOTELES EN PARÍS

Hotel Ibis Paris Porte de Clichy Centre
El hotel Ibis Paris Porte de Clichy Centre está situado en el centro de Clichy, junto a Montmartre, a 500 metros de la estación de metro Porte de Clichy y de la línea C de cercanías. El aeropuerto de Roissy está a 25 km. Cómodo y práctico, el hotel ofrece 124 habitaciones climatizadas, un aparcamiento interior de pago (dirección: 1, rue Bonnet 92110), un bar restaurante abierto 24 horas y acceso a Internet
Habitaciones acogedoras, modernas, espaciosas y confortables, con una cómoda cama y un baño funcional.










15, boulevard Victor Hugo Place des Nations-Unies - 92110 - CLICHY - FRANCE
Tel : (+33)1/41401890 Fax : (+33)1/41401891


El hotel Ibis Paris Vanves Parc des Expositions
El hotel Ibis Paris Vanves Parc des Expositions, exclusivamente de no fumar, está a 10 minutos a pie del centro de exposiciones Porte de Versailles y a 1.5 km del centro de eventos Palais des Sports. Situado en la línea de metro 13 (estación Malakoff Plateau de Vanves), qu
e lo lleva a Montparnasse y a los Champs Elysées en unos mins, el hotel ofrece 71 habs con aire acon, bar las 24 hrs, acceso a internet WiFi inalámbrico. Restaurantes cercanos. Aparcamiento limitado con tarifa, reservas obligatorias.
Es muy parecido al anterior.

43, rue Jean Bleuzen - 92170 - VANVES - FRANCE
Tel : (+33)1/40958000 Fax : (+33)1/40959699


Campanille Paris Est Pantin
Tarifas:

Number of rooms
Precios
Double
De 55 a 80€
Triple
De 67,5 a 92,5€
Quadruple
De 80 a 105€
Precio del desayuno buffet
8€
Se aceptan animales. Posee ascensor. Distribuidor de bebidas. Se aceptan grupos de mas de 10 personas. Parking. Sala de reunión. Sala de recepción. Guardas nocturnos…
En las habitaciones acceso a Internet, aire acondicionado, canal+, no se puede fumar, telefono directo.
Sitio Internet :www.campanile.fr
Correo electrónico :pantin@campanile.fr
número de teléfono : 01 48 91 32 72
fax : 01 48 91 88 16
62-64, avenue Jean Lolive
93500 PANTIN
Distrito : 93 – Seine-Saint-Denis


Campanille Paris Blobigny

Number of rooms
Precios
Double
De 56 a 85€
Triple
De 56 a 85 €
Quadruple
De 56 a 95 €
Precio del desayuno buffet
8€

Se aceptan animales. Ascensor. Cuidado de bebés. Bar distribuidor de bebidas. Se aceptan grupos de mas de 10 personas. Patio. Parking. Restaurante. Sala de reunión. Se aceptan animales.
En las habitaciones acceso a Internet, aire acondicionado, canal+, no se puede fumar, teléfono directo.
Sitio Internet :www.campanile.fr
Correo electrónico :bobigny@campanile.fr
número de teléfono : 01 48 31 37 55
fax : 01 48 31 53 30
04, avenue Paul Vaillant Couturier
93000 BOBIGNY

Tour Eiffel (De La)
Tarifas
Number of rooms
Precios
Double
De 79 a 105 €
Precio del desayuno continental
7€

Se aceptan animales. Ascensor. Autobús aeropuerto. Salón en recepción.
En las habitaciones acceso a Internet, aire acondicionado. desayuno. Secador de pelo. TV. TV satélite. Teléfono directo.
17, rue de l'Exposition
75007 PARIS
Distrito : Tour Eiffel

Hotel Carina Tour Eiffel Paris
Nuestra situacion es ideal en el corazon del barrio Beaugrenelle, un barrio residencial y calma, a unos pasos de las bergas del Sena, de la Torre Eiffel y de la Feria de Muestras de la Porte de Versailles.

9 rue Ginoux
75015 Paris
France
+33 (0)1 45 77
58 18
+33 (0)1 40 59 85 42

Hotel Paris Saint Honore Paris


Este hotel se encuentra cerca del Palacio del Elíseo y de los Campos Elíseos.

Le ofrece los mejores precios durante todo el año, tanto para estancias de negocios en el centro de París, como para estancias turísticas para visitar monumentos y tiendas de lujo. 


21 Rue de Penthièvre
75008 Paris
France
+ 33 (0)1 43 59 87 63
+ 33 (0)1 45 62 00 76


Trabajo realizado por Celia Cacho Salvador 4ºA



Trafalgar Square y National Gallery



Una visita a Trafalgar Square

Es una plaza del centro de Londres (Reino Unido), construida para conmemorar la Batalla de Trafalgar en la que la armada británica venció a las armadas francesas y española frente a las costas de Cádiz, España. El nombre original era plaza de Guillermo IV, pero George Ledwell Taylor sugirió cambiar el nombre.
En la zona norte de la plaza se situaron las caballerizas reales desde la época de Eduardo I, mientras que al sur se encontraba la Charing Cross original. Actualmente se considera aCharing Cross como el corazón de Londres y desde ella se miden todas las distancias.
En 1820, el rey Jorge IV encargó a John Nash la urbanización de la zona. La arquitectura actual de la plaza se debe a Charles Barry y fue terminada en 1845.
La plaza es lugar habitual de manifestaciones políticas y es el lugar sobre el que se alza la columna de Nelson.


La National Gallery o Galería Nacional

Es el principal museo de arte de Londres, situado en la parte norte de Trafalgar Square. Exhibe pintura europea de 1250 a 1900, procedente de la colección nacional de arte del Reino Unido. La colección permanente, que consta de 2.300 pinturas, pertenece al Estado británico, por lo que la entrada es pública, sólo teniendo que pagarse la entrada a determinadas exposiciones especiales.
Horarios: lu-sáb: 10:00-18:00, dom: 14:00-18:00, mier: 10-21
Entradas: Gratis; hay que pagar entrada para las exposiciones temporales.


Trabajo hecho por Laura Hevia Fisas 4ºB

Teatro de la Ópera de París


Localización:
Cerca de París.


La Ópera de París (Opéra National de Paris) es una institución musical, sucesora de la fundada en París por Luis XIV en 1669 con el nombre de Académie Royale de Musique. Es una de las instituciones de su clase más antiguas de Europa.

Originalmente alojada en el Palacio Real (París), ha tenido varias sedes. Actualmente ocupa dos edificios:

  • El Palacio de la Ópera, inaugurado el 5 de enero de 1875 y conocido también como «Palais Garnier» (Palacio Garnier) u «Ópera Garnier», en honor al arquitecto que lo diseñó, Charles Garnier.
  • El Palacio de la Ópera de la Bastilla, inaugurado el 13 de julio de 1989, coincidiendo con los actos de celebración del bicentenario de la Revolución Francesa.




Historia de la Ópera de París.

Conocida inicialmente con el nombre de «Academia de ópera», la «Academia Real de Música» se fundó en 1669 por empeño de Colbert y en respuesta a la Academia real de Danza. Con la misión de difundir al público la ópera francesa, no sólo en París sino también en otras ciudades del reino, uno toma la práctica de llamarlo simplemente «La Ópera». Teniendo como recursos financieros solamente las entradas de los espectadores (y no, como para la Comédie-Française o el Théâtre Italien, un subsidio real), la Ópera obtiene el privilegio de representar música con la prohibición para quien sea que haga algo semejante sin haber obtenido la autorización de los creadores. Los primeros que se beneficiaron de los privilegios fueron Pierre Perrin y Robert Cambert. Encarcelado por las deudas, este último se obliga a rendir su privilegio a Jean-Baptiste Lully en 1672, con el éxito que se conoce. Lully y sus sucesores además negociaron la transferencia del privilegio amargamente, de una parte o de forma entera, con contratistas de la provincia: Pierre Gautier compra en 1684 la autorización para abrir una academia de música en Marsella; luego las ciudades de Lyon, Ruán, Lille y Burdeos hacen alguno en los años siguientes.
La Academia Real de Música cambió trece veces de lugar de representaciones durante el Siglo XVIII, hasta su transformación, con la Revolución, en el «Teatro de las Artes», que se llama hasta el día de hoy la «Ópera Nacional de París». La Ópera de París estuvo a menudo endeudada. En 1875, la institución ocupó la Ópera Garnier, y luego, en 1990, la Ópera de la Bastilla.

PRECIOS DE VISITA:PARA LOS VISITANTES EN GRUPOS (MÍNIMO 15 PERSONAS, MÁXIMO 40 PERSONAS)
Para los grupos y colectividades, una solicitud de reservación escrita debe ser dirigida al: Servicio de visitas / Service des visites 120 rue de Lyon 75 012 Paris

Trabajo hecho por Paula Sierra García, 4º B

La Catedral de San Pablo

El templo, dedicado a San Pablo ha ocupado este emplazamiento desde el 604 D.C., y durante todo este tiempo, el santuario ha sido un lugar de culto activo y con una gran actividad. Un lugar donde millones de fieles acuden a recogerse y hallar la paz.
La Catedral de San Pablo, además de ser todo un icono del perfil urbano londinense, es también un símbolo de esperanza, resistencia y fuerza de la ciudad y la nación a la que sirve. Pero sobre todo, la Catedral de San Pablo es un monumento perpetuo a la gloria de Dios.

El culto en San Pablo
Comenzamos y terminamos el día orando, y son nuestros servicios diarios regulares los que dan vida a la Catedral. Consulte el calendario situado en la izquierda para ver más información sobre nuestros servicios diarios.

Visitar San Pablo
Tan pronto como cruce las puertas de San Pablo podrá disfrutar de su imponente interior y descubrir las fascinantes historias que ofrece su pasado.
Venga a San Pablo y descubra la Catedral usted mismo. Compruebe las particularidades de su acústica en la Galería de los susurros (Whispering Gallery), suba a la Galería de oro (Golden Gallery) y disfrute de las impresionantes vistas de Londres que ofrece o dedique algún tiempo a la reflexión y la contemplación. La visita a la Catedral de San Pablo será una experiencia que no olvidará jamás.

Horarios
La Catedral abre sus puertas a los visitantes de lunes a domingo de 8:30 a 16:00 h. (hora de cierre de la taquilla).
Las galerías permanecen abiertas para los visitantes desde las 09:30 hasta las 16:15 h. (última admisión).
Los servicios o eventos especiales pueden cerrar al público la Catedral o parte de ella con poca antelación. Para más información, consulte el calendario situado en la izquierda.
El uso de cámaras fotográficas o de vídeo no está permitido dentro de la Catedral.

Información sobre tarifas para 2009 (Precios en libras esterlinas)
Individual Tarifa para grupos (10+)
Adultos 11,00 £ 10,00 £
Mayores 10,00 £ 9,00 £
Estudiantes 8,50 £ 7,50 £
Niños 3,50 £ 3,00 £

Entrada familiar
(2 Adultos + 2 niños) 25,50 £
Niños (7-16 años)

Nota: Los visitantes que deseen asistir a los servicios religiosos de la Catedral de San Pablo no deberán pagar entrada. La Capilla de San Dunstan se encuentra también a disposición de los fieles para la oración en privado y para visitarla no es necesario pagar entrada.


Cómo llegar
Catedral de San Pablo
Cementerio de San Pablo
Londres
EC4M 8AD
A pie
Muchos visitantes llegan a San Pablo a través del Puente del Milenio (Millennium Bridge) desde la Orilla Sur (South Bank), que ofrece unas impresionantes vistas de la parte sur de la Catedral desde el río.

En coche
Se recomienda a los visitantes que traten de llegar a San Pablo en transporte público siempre que resulte posible. En Queen Victoria Street, en la parte sur de la Catedral hay un aparcamiento público. El aparcamiento las calles de los alrededores de la Catedral está muy restringido, pero el parking para autobuses de San Pablo ofrecen un número limitado de plazas para vehículos que muestren la placa de minusválidos.

En metro de superficie
Las principales estaciones de metro de superficie (over-ground) son London Bridge (20 minutos a pie), Cannon Street (8 minutos a pie) y Blackfriars (5 minutos a pie).

En metro
La estación más cercana de metro (underground) es San Pablo, en la línea Central (2 minutos a pie). Las estaciones de Mansion House y Cannon Street de las líneas District y Circle también se encuentran a una distancia que se puede recorrer andando. Los trenes de la línea Central pasan cada cuatro minutos los días entre semana y cada seis los fines de semana.
Nota: La estación de metro de BLACKFRIARS está actualmente cerrada por obras de restauración. La estación de metro de superficie continúa abierta.
Tenga en cuenta que no todas estas estaciones tienen acceso para minusválidos. Póngase en contacto con Transportes de Londres (London Transport) para obtener información sobre la estación más cercana con acceso para sillas de ruedas.

En autocar
En la parte sur de la Catedral hay un aparcamiento para autocares

En autobús
Justo en la puerta de la Catedral pueden cogerse los autobuses hacia Waterloo (4), Liverpool Street (11/23), Paddington (15), Ladbroke Grove (23) y Elephant and Castle (26)
Desde Newgate Street pueden cogerse los autobuses hacia Tottenham Court Road (242) y Oxford Circus (25)


Trabajo hecho por Borja Manjón Romero 4º B

Musee d'Orsey



-->
Localización: El museo D´orsay está situado en París, Francia, a la orilla del Sena en frente del Louvre.
HISTORIA: En 1973, la Dirección de Museos de Francia concibió el proyecto de establecer un museo en la estación de ferrocarril de Orsay, que amenazaba ruina y en la que se hablaba de construir un hotel. La decisión se vio impulsada por el resurgimiento de un interés por el siglo XIX, siendo inscrita la estación en el Inventario suplementario de Monumentos Históricos. El centro fue inaugurado en el año 1986, pero la inauguración oficial se produjo el 1 de diciembre.

COLECCIÓN: Existen, además de salas de pintura y escultura, otras dedicadas a la arquitectura, las artes decorativas (Art Nouveau y el movimiento Arts & Crafts), o la fotografía (Nadar, Gustave Le Gray, Regnault, Shaw...). El museo alberga pintura realista, impresionista y postimpresionista, escultura, artes decorativas, fotografía, cine y arquitectura, obras todas ellas pertenecientes al fondo del Museo del Louvre, cuyas salas exhiben el arte anterior hasta el romanticismo.

OBRAS DESTACADAS:

Museo y exposiciones
abierto de 9:30 a 18:00
 el martes, miércoles, viernes, sábado y domingo, el jueves de 9:30 a 21:45
 venta de entradas hasta las 17:00, 21:00 el jueves
 evacuación a partir de las 17:30, 21:15 el jueves 
grupos admitidos con previa reserva, sólo de martes a sábado, de 9:30 a 16:00, hasta las 20:00 el jueves cierre todos los lunes y los 1° de enero, 1° de mayo y 25 de diciembre
PRECIOS: Los menores de 18 años, los discapacitados, profesores y desempleados entran gratis al museo. El primer domingo de cada mes la entrada también es gratuita.
Trabajo hecho por Elvira Vírseda Fisac, 4º Diversificación

Quijoterías (6) Destinos


Yo tengo más armas que letras, y nací, según me inclino a las armas, debajo de la influencia del planeta Marte, así, que casi me es forzoso seguir por su camino, y por él tengo de ir a pesar de todo el mundo, y será en balde cansaros en persuadirme a que no quiera yo lo que los cielos quieren, la fortuna ordena y la razón pide y, sobre todo, mi voluntad desea; pues con saber, como sé, los innumerables trabajos que son anejos a la andante caballería, sé también los infinitos bienes que se alcanzan con ella y sé que la senda de la virtud es muy estrecha, y el camino del vicio ancho y espacioso; y sé que sus fines y paraderos son diferentes, porque el del vicio, dilatado y espacioso, acaba en muerte, y el de la virtud, angosto y trabajoso, acaba en vida, y no en vida que se acaba, sino en la que no tendrá fin.

(Don Quijote, II, VI)




Hace ya mucho tiempo que sé que el destino no está escrito en las estrellas, que lo vamos diseñando y prefigurando nosotros mismos con nuestros pensamientos, nuestra voluntad y nuestros hechos. Que somos absolutamente responsables de nuestros actos, o que, si no lo somos -a fuer de ignorantes o mal educados-, sí existe responsabilidad intrínseca en el acto, responsabilidad que hay que asumir al menos socialmente, aun a pesar de nuestra presumible inocencia individual.
¿Por qué digo esto? Yo creo que lo dice mucho más claro la cita del Quijote que sirve de preámbulo a este artículo. Cansados hasta la saciedad estamos de padecer innumerables casos de corrupción política, de estafas macroeconómicas, de cohechos y prevaricaciones, de abusos e ignominias nefandos, precisamente a cargo de quienes eligieron -sí, eligieron, a sabiendas del alcance abominable de su elección- el camino del vicio ancho y espacioso. Y claro, al final, como estaba “escrito”, no hallan otra cosa que la muerte, o el castigo, o la cárcel, o la vergüenza y el oprobio de la deshonra. Pero esto es sólo la punta del iceberg del vasto entramado del vicio, lo que se denuncia y sale a la luz pública y acaba en los tribunales de justicia. ¿Y la inmensa mayoría de quienes aún no fueron -ni serán nunca, muy probable- descubiertos ni juzgados y siguen extorsionando y se siguen lucrando sin escrúpulos aparentes? Yo creo que en su más recóndito fuero interno se saben culpables, o si no lo saben conscientemente, sí lo vislumbra o lo intuye su inconsciente, su aletargada y escondida conciencia que allá en lo hondo de su profundo infierno aún late y le replica débil pero incansablemente y, al final, de forma torturadora. Yo creo -y me instalo en el territorio de las creencias, que no de las ciencias- que hay como un fondo común, una especie de estándar de la conciencia que nos iguala a todos los seres humanos y que distingue perfectamente entre el bien y el mal, entre lo justo y lo injusto, entre el daño y el amor, entre lo vacuo y estéril y lo pleno y fecundo. Sigo creyendo -y si es un sueño, que no despierte nunca- en la ley universal del amor que constituye el verdadero motor del destino y que regula el movimiento, la dirección y el sentido del cosmos, del cual somos las personas inapreciables pero sustanciales partículas. No creo en la bondad del cosmos, en el que cada día se crean y se destruyen infinidad de galaxias, en el que cada segundo que pasa se crean y se destruyen formas de vida. Pero sí creo en su sentido, inexplicable, misterioso, insondable, pero existente.
¿Por qué elegir entonces el camino de la virtud, angosto y trabajoso? Pues porque rebosa de vida, porque desemboca en la vida, porque nos invita a vivir con desprendimiento, con elemental simplicidad, en la riqueza insobornable e inabarcable del ser desnudo y semejante a sus semejantes. Porque nos hace felices, así de sencillo, y -lo más importante- partícipes ya, aquí y ahora, de la eternidad.

Paco Ayala Florenciano